Iniciar sesión
Solicitar una demouna demo? Prueba gratis
Portada del sitio > Blog > Procedimientos APPCC > Vestimenta obligatoria en la cocina

Vestimenta obligatoria en la cocina

Procedimientos APPCC 6 de marzo

Las normas HACCP en la cocina están muy reglamentadas. Por eso es esencial que todos los establecimientos que ofrecen un servicio de restauración cumplan una serie de normas de higiene.

Las normas APPCC estipulan claramente qué ropa deben llevar los profesionales de la restauración en la cocina:

"Toda persona que trabaje en una zona donde se manipulen alimentos debe mantener un alto nivel de aseo personal y llevar ropa de trabajo limpia y adecuada. Esta ropa debe ser de color claro (blanco) e incluir calzado de trabajo y una gorra que cubra toda la cabeza. En caso necesario, la ropa de trabajo debe incluir una mascarilla bucal y nasal y el uso correcto de guantes desechables".

Por tanto, los profesionales de este sector deben cumplir una serie de normas.

Los profesionales del sector de la restauración deben respetar una ropa de trabajo específica adaptada a su entorno. Los cocineros suelen llevar ropa de color claro, principalmente blanca, compuesta por una chaqueta de cocina de manga larga con cuello, un pantalón profesional, un delantal, calzado de seguridad cómodo y un gorro para el pelo. En algunos casos, el uniforme de cocina puede ser oscuro, normalmente negro. La finalidad de esta ropa es proteger a los cocineros de los riesgos asociados a las herramientas afiladas, las llamas y la suciedad. Es unisex, adaptado a la morfología de hombres y mujeres.

EL DELANTAL DE COCINA

Las normas para llevar delantal de cocina en los restaurantes pueden variar en función de la normativa local y de las normas de higiene alimentaria. No obstante, a continuación se indican algunas normas generales que pueden aplicarse:

 Los delantales deben estar limpios y cambiarse con regularidad, especialmente después de manipular alimentos potencialmente contaminantes, como la carne cruda.
 Los delantales deben estar diseñados para facilitar su limpieza y desinfección. Se pueden utilizar delantales de tela siempre que se laven regular y adecuadamente.
 Los delantales deben ser de color claro para permitir la detección de manchas de alimentos u otro tipo de contaminación.
 Los delantales no deben utilizarse fuera de la cocina o en zonas no relacionadas con la preparación de alimentos.
 Los delantales no deben utilizarse para limpiarse las manos o los utensilios de cocina, ni para limpiar los alimentos.
 Los delantales deben ajustarse correctamente y cubrir completamente la ropa de trabajo que se lleve debajo para evitar la contaminación cruzada.

En resumen, llevar delantal es una práctica habitual en las cocinas de los restaurantes para proteger la ropa de trabajo y minimizar el riesgo de contaminación de los alimentos. Las normas para el uso del delantal pueden variar en función de la normativa local y de las normas de higiene alimentaria, pero las reglas generales incluyen el uso de un delantal limpio y fácil de limpiar, de color claro y que cubra completamente la ropa de trabajo que hay debajo.

PANTALONES DE COCINA

El uso de pantalones de cocina también está regulado en las cocinas de los restaurantes para garantizar la higiene alimentaria. He aquí algunas normas que deben respetarse al llevar pantalones de cocina:
 El pantalón debe ser de uso profesional y no debe llevarse fuera del establecimiento.
 El pantalón debe ser de color claro para facilitar la detección de la suciedad.
 El pantalón debe tener bolsillos para guardar los utensilios de trabajo, pero estos bolsillos no deben estar situados en lugares que puedan contaminar los alimentos.
 El pantalón debe ser lo suficientemente largo para cubrir los zapatos de trabajo y evitar cualquier contacto entre los pies y los alimentos.
 Los pantalones deben ser de un material resistente y fácil de lavar para garantizar una buena higiene.

 Los pantalones deben cambiarse regularmente, si se ensucian o si hay un cambio de actividad, para evitar cualquier contaminación cruzada.

El incumplimiento de estas normas puede conllevar riesgos para la salud de los consumidores y puede acarrear sanciones para el establecimiento en caso de inspección sanitaria. Por lo tanto, es importante cumplir estas normas para garantizar la calidad de los alimentos servidos en el restaurante.

ES OBLIGATORIO LLEVAR CHARLOTTE

Es obligatorio llevar charlotte en las cocinas de los restaurantes para garantizar la higiene de los alimentos. Entre las normas que deben respetarse al llevar un charlotte, cabe destacar que debe ser de uso profesional, de color claro para facilitar la detección de la suciedad, y ajustarse bien a la cabeza para cubrir el pelo y evitar cualquier riesgo de contaminación de los alimentos. Los charlotte también deben cambiarse con regularidad para garantizar una higiene óptima y evitar la propagación de bacterias o partículas contaminantes en el entorno de trabajo. También evita que el pelo caiga en los alimentos y los contamine.

EL DELANTAL DE COCINA

El delantal de cocina es una prenda fundamental de la indumentaria de los profesionales de la restauración. Debe llevarse en todo momento en la cocina para garantizar la limpieza y la higiene de los alimentos que se preparan. Para cumplir las normas de seguridad alimentaria, el delantal debe ser de material lavable y de color claro para que sea más fácil detectar la suciedad. También debe ser lo suficientemente largo como para cubrir completamente la ropa de trabajo y los zapatos, a fin de minimizar el riesgo de contaminación.

Los delantales deben cambiarse con frecuencia para evitar la proliferación de bacterias y gérmenes, y deben guardarse adecuadamente para garantizar que se mantienen limpios. Los delantales sucios deben lavarse regularmente a alta temperatura y guardarse separados de los delantales limpios. Es aconsejable tener varios delantales en stock para evitar utilizar un delantal sucio en caso de emergencia.

Además, los profesionales de la cocina deben cuidar su higiene personal utilizando guantes desechables y lavándose las manos con regularidad para evitar la contaminación cruzada. Por tanto, llevar delantal es una medida de precaución esencial para garantizar la seguridad de los alimentos y los consumidores, y todos los profesionales de la restauración deben tomárselo en serio.

CALZADO DE SEGURIDAD

El calzado de seguridad debe utilizarse en las cocinas de los restaurantes para evitar accidentes y mantener a salvo a los trabajadores. El calzado de seguridad debe estar diseñado para soportar los riesgos habituales en una cocina, como caídas sobre objetos pesados o afilados, resbalones y quemaduras. Las suelas deben ser antideslizantes para minimizar el riesgo de caídas sobre superficies mojadas o grasientas.

El calzado de seguridad también debe ser cómodo y permitir una buena circulación del aire para evitar la sudoración excesiva. Los trabajadores deben llevar calcetines limpios y secos para prevenir las infecciones por hongos. El calzado de seguridad debe limpiarse con regularidad para eliminar cualquier contaminación o suciedad que pudiera llevarse a la cocina.

Por último, es importante elegir un calzado de seguridad que cumpla las normas de seguridad locales y nacionales. Las normas varían de un país a otro, pero en general el calzado de seguridad debe cumplir criterios de resistencia a los impactos, durabilidad y antideslizamiento para garantizar la seguridad de los trabajadores de la cocina.

Atrás

¿Quieres contactar traqfood?